Los Misterios Nos Miran :: Pueblos Malditos de España por Lula Miranda

Tan solo en España existen más de 2.800 pueblos abandonados*. En gran cantidad de ellos se pueden oír voces psicofónicas salidas de quién sabe dónde, como si aún habitasen en el lugar, como si nos hablasen de entre sus restos, sonidos impregnados en algún lugar del espacio tiempo como reviviendo el pasado o hablándonos en presente.

Algunos de estos pueblos:
  • OCHATE (Otxate) (Burgos)
  • BELCHITE (Zaragoza)
  • LA MUSSARA (Tarragona)
  • LA CORNUDILLA (Valencia)
  • CORTIJO JURADO (Málaga) Trescientas sesenta y cinco ventanas, dos plantas, torreón mirador, muros de ladrillo ocre, tejado de pino rojo, estructura cerrada y rasgos arquitectónicos anglosajones. Gritos de origen desconocido, golpes repetitivos y violentos, son algunos de los sucesos de los que han podido ser testigos un gran número de personas.
  • EL PONT DEL DIABLE (EL puente del diablo) (Martorell, BCN)
  • EL PALACIO DE LAS 7 CHIMENEAS (Madrid)
  • EL HOSPITAL TÓRAX (Terrassa, BCN) un escenario de cine encantado.
  • LA ISLA FANTASMA DE SAN BORONDÓN (Canarias)
  • LA BRUJA DE LA CATEDRAL DE GERONA (Girona)
  • EL MISTERIOSO HOSPITAL DE BERTA (Granada)
  • LA TORRE DE LA MALMUERTA DE CÓRDOBA
  • EL HOTEL REUMA (Granada)
  • LAS ÁNIMAS DE GRANADA En el antiguo barrio San Lázaro de Granada. Donde la santa compaña*1 o las ánimas recorrían las calles del pueblo a partir de la media noche.
  • Historias de hoteles embrujados hay muchas, pero casi ninguna como la del Parador de Cardona y su habitación 712
__________________________________________________________________
*1 Santa Compaña: En la mitología popular gallega es una procesión de muertos o ánimas en pena que por la noche (a partir de las doce) recorren errantes los caminos de una parroquia. Su misión es visitar todas aquellas casas en las que en breve habrá una defunción. El mito está presente con diversas variantes en todo el contínuum cultural astur-galaico, donde recibe otras denominaciones como Güestia, Güéspeda, Estadea, Hoste.
__________________________________________________________________
EN DETALLE (LECTURA)
Terrassa: un escenario de cine encantado
Concretamente a dos kilómetros de Terrassa, en la provincia de Barcelona, nos encontramos con un edificio donde se entremezclan la realidad y el misterio.
Es el antiguo Hospital del Tórax, donde numerosos testigos dicen percibir sensaciones extrañas o ver sombras espectrales. Muchas de las fotografías tomadas allí «capturan» detalles inexplicables y las grabadoras, cámaras de vídeo y otros aparatos electrónicos sufren anomalías de forma demasiado habitual.
El edificio se ha ganado fama de maldito, y no sólo por los extraños fenómenos que supuestamente suceden en su interior, sino también por los suicidios que ocurrieron entre sus paredes, los restos humanos que permanecen diseminados por distintas estancias y los ritos de corte satánico que todavía hoy se siguen celebrando allí. Recientemente hemos sabido que algunos de los testigos de esos misteriosos fenómenos son actores, directores de cine y técnicos de rodaje, además de las empleadas del centro de disminuidos psíquicos «La Pineda», situado en la parte habilitada del antiguo hospital.
Hace algunos años, cuando el centro sanitario se encontraba en pleno funcionamiento, sus pacientes provenían de diferentes puntos de la geografía española, lo que conllevaba que muchos de ellos se sintieran solos, pues sus familiares no podían abandonar las ocupaciones diarias para atenderlos. Así, el estado depresivo de algunos internos, añadido a su delicada salud, los inducía en ocasiones al suicidio.
Con el paso del tiempo, nació una especie de ritual macabro: el enfermo se tiraba por la ventana de una de las habitaciones de las últimas plantas e impactaba en el jardín trasero, conocido a partir de entonces como «la jungla», debido a los gritos que se escuchaban cuando alguien se lanzaba al vacío. Lo cierto es que los datos no mienten, pues la media de suicidios en el Hospital del Tórax de Terrassa siempre fue superior a la de cualquier otro centro sanitario.
El edificio muestra hoy un aspecto lamentable. Un rápido paseo por las instalaciones permite constatar el estado de absoluto abandono en el que se encuentran las más de doscientas habitaciones. Tan sólo se salvan las dos zonas que todavía permanecen habilitadas. Una sirve de set en el que la productora de cine Filmax realiza algunos de sus rodajes cinematográficos y otra, en el extremo del inmenso edificio, se utiliza de forma provisional para el centro de disminuidos psíquicos «La Pineda».
De todos modos, más del noventa por ciento del hospital se encuentra abandonado y con signos evidentes de que en su momento se produjo un desalojo repentino. En las diferentes estancias es habitual encontrarse con basura, sillas, camas, televisores viejos, aparatos médicos, archivos, radiografías e incluso coronas de muertos o taquillas rebosantes de objetos personales.
Fantasmas en el plató
El director de cine Jaume Balagueró conoce bien el Hospital del Tórax de Terrassa, ya que ha rodado allí algunas de sus películas de terror, como Frágiles o Los sin nombre. Precisamente, durante la grabación esta última, aseguró que los actores acudían al baño de dos en dos porque el lugar les trasmitía sensaciones extrañas. Otro realizador español, Luis de la Madrid, también rodó parte de las escenas del film La monja en el antiguo hospital. En su momento confesó públicamente que jamás volvería al lugar, pues allí fue testigo de sucesos extraños.
Montse Mostaza, actriz de la película Ouija, rodada también parcialmente en el Hospital del Tórax de Terrassa –otras escenas se filmaron en el cementerio de la ciudad y en un pueblo de montaña cercano, llamado Mura–, aseguró en una entrevista concedida a la revista digital Anika Cine que, a pesar de no creer en la existencia de fenómenos paranormales, el edificio le trasmitía una sensación de incomodidad, por lo que tenía que salir del hospital a la hora de los descansos y la comida.
Por su parte, el director de esa terrorífica película, Juan Pedro Ortega, explicó en otra entrevista a ese mismo medio que, mientras duraba la grabación, se produjeron fenómenos muy extraños, como ruidos, gritos y susurros inexplicables que mantuvieron en tensión a todo el equipo de rodaje. Además, la película Ouija estuvo salpicada por otros sucesos no menos curiosos. Un miembro del equipo, por ejemplo, sufrió un accidente de moto inquietantemente similar al que protagonizaba uno de los personajes del film. ¿Simple casualidad?
Por el contrario, en otras películas rodadas igualmente en el antiguo hospital y dirigidas por Brad Anderson –El maquinista y Session 9– no se tiene constancia de que se produjeran fenómenos extraños, o al menos no han sido divulgados.
Notas
De la misma manera que en España (y en en todo el mundo) existen lugares malditos existen también razas consideradas malditas.
A mi entender la catalogación de pueblo maldito, hoy día, no debe considerarse como un insulto o una ofensa, aunque hubiera épocas en que si lo fueron y como tal fueron catalogados.
Tal vez el pueblo mas salvajemente tratado en esta relación, sea el de los agotes. De ellos se decían que hasta tenían rabo y se les consideraba leprosos. Los demás pueblos, fueron tratados como diferentes, extraños y fueron marginados; por su cultura, su endogamia*2 debido a la soledad de sus lugares de hábitat o a las actividades que realizaban.
__________________________________________________________________
*2 Endogamia:  Se denomina endogamia al matrimonio, unión o reproducción entre individuos de ascendencia común; es decir, de una misma familia o linaje.
__________________________________________________________________
Otros pueblos o razas malditos:
Los agotes Los gitanos Los maragatos Los pasiegos Los quinquis*3 Los vaqueiros de alzada
__________________________________________________________________
*3  Los Quinquis: Palabra relacionada con alguien en los límites de la delincuencia. Su origen viene precisamente de esta raza considerada “maldita”
Se considera Quinqui al miembro de un grupo social marginado, desarraigado de una residencia estable y bordeando los limites de la delincuencia; gentes tque la mayor parte de las veces, ni siquiera se inscribían en el Registro Civil y que carecían de toda documentación legal, con lo que quedaban, por ello, exentos de cumplir el servicio militar.
___________________________________________________________________________
Consultas (Bibliografía):
LIBROS:
  • Guía de los pueblos malditos españoles (Juan García Atienza)
  • Los Pueblos Malditos (José Manuel Miner Otamendi)
Escrito por Lula Miranda para Los Misterios Nos Miran
Podeis escuchar el tema tratado en este post en la última edición de Los Misterios Nos Miran a traves de este enlace:
O también en la parte derecha del Blog en el reproductor que aparece.

Imprimir artículo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s